Portada / El Mensaje / La Iluminación / Las Apariciones / Bernardo  /  Testimonios / Historia de Cuapa / Contáctenos


 

TESTIMONIOS

Ingrese a un hospital de Managua, con fuertes dolores nefríticos (en el riñón derecho) y me ponen suero y una inyección para el dolor, allí siempre rezaba para que Díos me ayudaría a aliviar este dolor, ignoraba que poco a poco me estaban sobre hidratando, como mí hermana es uróloga decidimos ir a Matagalpa para el tratamiento, cuando llego ya no puedo bajar de! vehículo me sentía muy mal, ese día me ingresan a! hospital de Matagalpa y a !as 6PM, entro en un estado bien delicado, donde tenia que permanecer en cuidados intensivos ( preparados provisionalmente en una sala) los médicos de acuerdo a los análisis solo daban 3 horas vida¡ yo estaba consciente y solo pedía que rezaran y siempre confiaba que Dios y la Virgen me iban a sanarme, me confesé y estuve muy visitada por sacerdotes.

El jueves como un milagro supe que llegaba a visitarme la virgen de Cuapa ( que de casualidad se encontraba una imagen de la Virgen en casa de una piadosa hermana) al llegar la Virgen experimente un silencio de tranquilidad, felicidad y yo sabia que iba ser la virgen la que me sacaría de la agonía de 24 horas que tenia, rezamos en unión de varias personas que estaban en ese momento, fue notorio la paz que se respiraba en toda la sala y cuando me ungieron con el aceite de la Virgen, me escarche todo el cuerpo y sentí una paz y una tranquilidad tan profunda y una limpieza en todo mi organismo, en la sala donde compartíamos otros enfermos fue notoria un suspiro de paz, fe, tranquilidad y de amor a la vida. Eso mismo expresaron médicos y enfermeras que me asistían.

Por la noche soñé que me encontraba en un escritorio lleno de luz y un manto blanco, donde
Agradecía a la Centinela de La Virgen el haber podido enviarme a la virgen.  

Mara Fátima Barrillas López ( mbarillas@fise.gob.ni ) - Testimonio dado el día 7 de Noviembre de 2009.
 


Buenas noches Padre.

 

El día domingo 19 de Octubre de 2008 un grupo de feligreses de la Parroquia Nuestra Señora del Pilar de la ciudad de Managua fuimos en peregrinación a El Santuario de la Virgen de Cuapa. La primera vez que fui al Santuario fue en los años difíciles (1985). Desde hace más de dos años he comprado el boleto y término regalándolo por que siempre sale algo que no puedo ir. Pero esta vez si logre ir. Iba sola en el sentido de que nadie cercano a mí me acompañaba a excepción de DIOS y la Virgen Santísima. Cuando llegue iba algo preocupada por que solo llevaba 4 sándwiches y dos jugos por que no me dio tiempo de preparar comida; además que mi cocina tenía más de dos semanas de estar en mal estado. El hecho es que Bernarda una señora ministra de la eucaristía de la Parroquia se me acercó y me invitó a que camináramos; que a ella le gustaba caminar y que nos alejáramos del grupo por que tenía pena que no llevaba comida. Ella se había organizado con otras señoras para llevar la comida y resulta que no fueron y le fallaron. Yo le dije que no se preocupara que yo tampoco llevaba comida; pero que podíamos compartir los sándwiches. Nos alejamos y nos fuimos a sentar sobre una piedra que hay cerca de unos árboles. Ella me invito a que rezáramos el rosario, pero yo le insistí que primero comiéramos por que tenía hambre y eso hicimos. Después nos fuimos a sentar debajo de un árbol frondoso y me llamó la atención que estaba lleno de espinas. Le comenté que ese árbol era raro que nunca lo había visto y que le iba a tomar foto. Cuando le estaba tomando la foto, ella me dijo que me acercara más y el asombro fue que cuando me acerqué y tomé la foto en la cámara se podían ver: en la parte izquierda del árbol cuatro espinas llenas de sangre; en la parte derecha una sombra blanca que tenía cubierta la cara como con una capucha y en el brazo chineaba un corderito chiquito; en la parte superior de la sombra unas velas como candelas largas que asemejaban unas gradas pero con figura de iglesia que elevaba las luces de las velas muy alto. Se la enseñe a ella y nos asustamos muchísimo. Empezamos a llorar inconteniblemente y a orar pidiéndole perdón al Señor por nuestros pecados. Yo no soy muy buena para orar en voz alta, pero en ese momento sentía el poder de la oración y rogaba al Señor diciéndole que nos perdonara por haberlo crucificado y haberle puesto no solo la corona de espinas en su cabeza, sino en todo su cuerpo con nuestros pecados. También le pedíamos perdón a la virgen por haberle coronado con espinas su corazón. Le pedimos por el sufrimiento de nuestro pueblo, que está sediento de justicia, de hambre material y espiritual; por la paz. Por el perdón de los pecados de nuestros familiares, de mi hijo. Por la unidad de nuestra iglesia, de los grupos de la parroquia, por el Padre Helio. En fin era una lluvia de oraciones y suplicas a la  Sangre de Cristo y a la Virgen. Cuando ya estábamos extenuadas de tanto llorar y orar, nos sentamos debajo del árbol; sobre las raíces que tenían espinas y empezamos a rezar el rosario. Después de esta vivencia regresamos y nos unimos al resto por que ya iba a empezar la misa. Mientras caminábamos; Bernarda me preguntaba si íbamos a contar lo que habíamos presenciado. Yo le dije que no comentáramos nada porque  que iban a decir que eran ideas nuestras. Sin embargo cuando llegamos, yo me fui a arrodillar donde está la virgen y ella se fue donde el resto del grupo y le comentó a una de las señoras. Me senté en la banca, calladita pero todavía impresionada. A mi lado se sentó una señora como de unos 55 años y estaba con una enfermedad en su piel, creo que le llaman bitilio o dienteveo. No sé como se llama la enfermedad. Ella me preguntó que de donde venía yo y le contesté que de Managua. Ella me dijo que venía de Catarina por que estaba enferma. Yo le dije que si quería ir conmigo a donde estaba el árbol; le comenté que el árbol estaba lleno de espinas pero que lo abrazará y le pidiera perdón a DIOS por sus pecados y por su sanación. La conduje por que me comentó que no veía, que la habían operado en ciudad Sandino y que no veía. Caminamos hacía el árbol y cuando llegamos ella lo abrazó y empezamos a orar y a llorar. Se nos unieron como unas cinco personas que pueden dar testimonio de la vivencia. Cuando la señora oraba yo le puse mis manos sobre su espalda y sobre ella oraba y sentía un poder dentro de mi que me inducía a orar y orar. Cuando regresamos la señora me iba contando que sintió una corriente en la parte izquierda de su cuerpo que la estremeció fuertemente y que un dolor que tenía ya no lo sentía. Después nos sentamos y escuchamos la Santa Misa en donde tuve otra sorpresa. La homilía del Padre era casi exactamente lo que habíamos pedido en las oraciones que hacíamos cuando estábamos debajo del árbol. Al finalizar la misa, el Padre nos invitó a que hiciéramos un círculo para la elevación del SANTISIMO. Cuando estábamos alabando al Santísimo, un rocío cayó sobre nosotros y vi que una luz nos cubría. En ese momento sentí que me iba para atrás y las que estaban a mi lado también sintieron que yo me iba para atrás. En ese momento yo oraba y decía una oración que hago todos los días que dice:

 

Que la luz de DIOS nos cure; que el amor de DIOS nos envuelva, que el poder de DIOS nos proteja, que la presencia de DIOS vele por nosotros, que donde nosotros estemos allí esté DIOS. Al terminar esta oración, sentí un poder y una fuerza que me hizo decir fuertemente: Nicaragua es de María, Nicaragua es de María, Nicaragua es de María.    

 

Esta es la vivencia. Le envió dos fotos donde se puede observar la sangre. No sé que significa esto Padre. Le enseñe una foto al Padre Helio donde se distinguen tres gotas de sangre.

 

 

Saludos Padre,

 

Rosalpina Rivas

rosalpina.rivas@turbonett.com.ni

 

 Ah, se me olvidaba decirle que esta no es la primera vez que tengo manifestaciones de la virgen. La primera vez que vino la Virgen de Cuapa a la iglesia del Pilar, tuve tres manifestaciones en menos de una hora:

Era la primera vez que veía a la imagen, y le estaba hablando diciéndole que era una doncellita linda, cuando se me transfiguró en una señora. Y yo bromeaba con ella diciéndole, aja pero si es una señora. Luego le vi. las uñitas y en un piecito tenía tierra húmeda como que acababa de venir de un lugar que estaba lloviendo. Y volví a bromear con ella diciéndole, aja y de donde venís que traes los piecitos con tierra. La tercera fue cuando se iba, se me transfiguró en la Virgen Dolorosa.  

Le comenté a una comadre que estaba conmigo y a una señora de la iglesia, que por cierto me comentó que ya había oído antes que la virgen se transfiguraba en la Dolorosa. Pero lo raro es que a esa señora que le hice el comentario murió en ese año. 


MANIFESTACIONES CON LA SANTISIMA VIRGEN MARIA BAJO LA ADVOCACION DE NUESTRA SEÑORA DE CUAPA

 

El día 11 de Octubre del año dos mil ocho, nos reunimos varios hermanos ante la imagen de Nuestra Señora de Cuapa, la cual se encontraba en la ciudad de Jinotepe para orar e invocar su maternal protección a través del Santo Rosario y poner en sus manos la salud de nuestro hermano Julio Martínez, quien por complicaciones, fue trasladado al Hospital Roberto Calderón, por una pancreatitis aguda, que clínicamente conllevo a una sepsis en el cuerpo dañando aproximadamente un 80 % de todos sus órganos.

 

Luego de concluir el rezo del Santo Rosario, los orantes procedimos con nuestros teléfonos celulares y cámara a tomar fotografías a la imagen de nuestra Señora de Cuapa que nos honraba con su visita.

 

En ese instante, una de las hermanas orantes, Lissette Rodríguez; vio a través de la pantalla de su celular que la imagen de la Santísima Virgen, se manifestaba comenzando a parpadear, sonreír y su boca a hacer movimientos.

 

Ante tal hecho milagroso, el resto de los hermanos que orábamos procedimos a tomar fotografías y video de tan preciosa manifestación, observando que Ella cambiaba de color, se ponía pálida, luego tomo color intenso y se volvió a palidecer.

 

Posterior a la manifestación del cambio de tono de color en su rostro, Ella giró y sonrió, lo que igualmente quedo grabado en el video; que compartimos con Ustedes.

 

Una vez concluido este hecho de manifestación, parte de los hermanos que nos reunimos a orar, quedamos en nuestros cuerpos con el signo visible de las escarchas que nuestra Madre esparció sobre nosotros.

 

Así mismo, el día 20 de Octubre también de este mismo año, tuvimos la oportunidad de volver a rezar el Santo Rosario ante la imagen de nuestra Señora de Cuapa, en el rezo, procedimos a tomar video de ese momento de oración y nuevamente Ella se manifestó con gloria y poder, haciendo cambio de tono en su rostro y gesticulando su labios durante nuestro rezo, orando Ella con nosotros,invitandonos a rezar diariamente el santo rosario.

 

Madre y Señora de Cuapa, ponemos nuestras vidas en tus manos para que nos conduzcas a tu Hijo. 
Amén.-

 

¨Una gran señal apareció en el Cielo: Una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

¿Quién es ésta que surge cual la aurora, bella como la luna y resplandeciente como el sol?.

Yo soy la madre del amor, del temor, de la ciencia y de la santa esperanza.

Mi creador fijó el lugar de mi habitación

Como la vid he hecho germinar la gracia, y mis flores son frutos de gloria y riqueza.

Ahora, pues, hijos, escuchadme, escuchad la instrucción y haceos sabios, no la despreciéis.

Dichosos los que guardan mis caminos.

Dichoso el hombre que me escucha, velando ante mi puerta cada día.

El que me haya, ha hayado la vida, ha logrado el favor de Yaveh.¨

 

Apocalipsis 12.1

Cantar de los Cantares 6.10

Eclesiástico 24, 24; 24, 12 y 24,17

Proverbios 8, 32-35.

 

 

Oscar Sánchez Castellón; Auxiliadora Vindell Rosales; Santiago Rodríguez Pérez, Christian Méndez Medrano; Nereyda Rodríguez Romero; Lissette Rodríguez Medrano, Jorge Luis Vasquez; Aura Lila López; Pbro. Gerardo Rodríguez Pérez.

 

Niños: David Alejandro Rodríguez Méndez; Jorge Luis y Aura Lila Vasquez López y José Abraham Sánchez Medrano.-


Sueña con La Virgen de Cuapa y es Sanado.

Tengo un primo que fue diagnosticado con hernia en la columna y sufría de muchos dolores. Su hermana le llevo una estampita de la Virgen de Cuapa ya que el pidió desesperado lo hicieran.  El día antes de la operación durmió con la estampita de la Virgen en el pecho y soñó que estaba en el quirófano y la Madre Santísima parado junto a sus pies.  Al día siguiente de la operación el medico salio sorprendido pues el tumor estaba enrollado en la vértebra solamente así que no le tocaron la columna.  El dijo que esto era un milagro de Dios ya que las radiografías mostraban algo diferente.

Visite el Santuario de Cuapa cuando el Padre Thomas vino y cuando testifico el milagro de un niño que caminaba con los pies torcidos, en ese instante mi vecina Eumelia y yo pedimos por mi sobrinito que no caminaba.  Al regresar de  Cuapa le pase por su cuerpo la estampita de la Virgen y a la semana Douglas Gabriel camino y sano de la varicela.

Jeaneth Sequeria M.  Estadio Nacional 4 c., arriba ½ al lago tel.678 0435


Sanación de una niña de 3 años.

La niña a los 3 años fue diagnosticada por el cardiólogo con un soplo en el corazón y comprobado con el electrocardiograma. Hice la promesa a la Virgen de rezar el rosario por 6 meses consecutivos todos los días Ya la niña tiene 6 años y tres meses y el soplo ha desaparecido y diagnosticada,  por el mismo medico, que el soplo había desaparecido.

Valkiria Cristel Balladares Rivas

Mamá: Kiria Rivas Tel: 2400899 – 6726346


Curado de Cancer por La Virgen de Cuapa

Hace 4 años sufrí convulsiones estando en mi cama.  Eso fue en los Estados Unidos.  Me llevaron al hospital donde pase un mes internado y me encontraron un tumor en el cerebro que diagnosticaron canceroso y el cual me lo sacaron. Estando en el hospital me diagnosticaron también una embolia pulmonar.  Mis familiares y mi mama le pidieron a la Virgencita de Cuapa y a Dios que el cáncer dejara de hacerme daño y que saliera con vida. La Virgen nos hizo el milagro ya que el tumor fue extraído  y  controlado dándome después de radiaciones por un mes para matar las células malas que hubieran quedado.  Mi mama me trajo hoy a Cuapa ha pagar la promesa hizo al pedir por mi sanación y por lo cual le estoy muy agradecido a la Virgencita de Cuapa.  Todavía estoy en terapia porque se me va la memoria pero tengo fe que la Virgencita terminara su sanación.

Francisco Horacio Rodríguez de 50 años - 7/5/08 Cuapa


Sanado por la Virgen de Cuapa

El 20 de Marzo del 2007, mi hermano Tomas me llama por teléfono para comunicarme que mi padre ha sufrido un infarto cerebral.   Debido a la condición grave de mi padre, Tomas me comunica que mi padre será trasladado por ambulancia desde su casa de habitación en Matiguas, Matagalpa a un hospital en Managua.   Mi esposo y Yo decidimos con mis dos hijas no movernos y esperar a mi padre en Managua.   Sin embargo, alrededor de las 9:00 a.m., me avisan desde Matagalpa que la ambulancia dejó a mi padre en el hospital de Boaco, donde tenía que ser analizado antes de trasladarlo a Managua, pues es un procedimiento para ver si la condición del paciente requiere ser ingresado en un hospital en la capital.

Entonces nos trasladamos a Boaco.  Cuando llegamos al hospital, nos quedamos aterrorizadas al ver que ese lugar tenía unas condiciones espantosas.   El hospital no tenía ningún aparato para monitorear el corazón de mi padre, ni siquiera había agua.   Por la edad de mi padre y gracias a la misericordia de Dios, lo ubicaron en la sala de mujeres, para darle un mejor trato.  Mi padre se encontraba en un estado vegetal completo, sin ningún movimiento, la uñas de sus manos moradas, sin abrir los ojos, sin hablar y sin moverse.    Pedimos hablar con el Dr. Incer, quién había visto a mi padre cuando este ingreso al “hospital”, pero me dicen que ya su turno había terminado y regresaría hasta el día siguiente.   Entonces decidimos ir a la casa del Dr. Incer.  El Dr. Incer nos comunica que mi padre había sufrido un infarto severo en su cerebro y su pronóstico era reservado y que había que esperar entre 24 y 72 horas.   Le preguntamos al Doctor si necesitaba alguna medicina para pedirla a Managua.  Nos dice que no hay nada más que medicarle de lo que ya se ha hecho.  Entonces nos regresamos al hospital bien tristes.

Ese mismo día le pusimos una estampita de la Virgen de Cuapa  debajo de su cabeza y comenzamos a rezar el rosario.  A las 11 p.m. de ese mismo viernes mi padre abrió sus ojos, ya a las 3 a.m. del sábado movía un lado de su cuerpo.   Cuando el Dr. Incer  llegó a verlo el sábado a las 9 a.m., asustado al ver a mi padre tan bien, nos pidió disculpas por habernos alarmado tanto.   Yo le expliqué que no era su culpa, que el mérito era de la Virgen de Cuapa y su Hijo Nuestro Señor Jesucristo.   El me dijo, contra eso no hay nada, y se voltea donde mi padre y le dice:  Don Tomas, ahora que esta saliendo de esta, si usted me habla y me dice que le quite esa sonda que le puse en su boca para que le saque flema, yo se la quitó; mi padre con una vos bien fuerte que tiene, le dice quítemela, y así habló.

El Domingo nos permitieron traerlo en ambulancia a Managua para terminar de tratarse.   A los dos meses fuimos al santuario y ese día pasamos una tarde feliz con la Virgencita de Cuapa.   Actualmente, mi padre esta en su casa en Matiguás, le acabamos de celebrar sus 94 años.   Lo único que le pedimos en esos momentos a la Virgen fue de que lo sacara de su estado vegetal y lo levantara de esa cama del hospital y fuese a morir tranquilo a su casa.    Pero ELLA ya ha dejado a mi padre un año mas de vida entre nosotros.  Mi padre se recuperó de ese infarto y no le quedó ningún coagulo en su cabeza. Doy feliz este testimonio, porque la Virgen de Cuapa le da a uno más de lo que se le pide.

Juana del Rosario Soza

14 de Mayo del 2008

 


 

Testimonio de un Milagro

 

En los primeros días de enero de este año 2008, sentí intensos dolores intestinales muy difíciles de soportar a tal grado de no poder realizar mis necesidades fisiológicas.

 

Muy preocupada, visite al especialista y me ordeno de manera inmediata una colonos copia  y su respectivo análisis de biopsia lo que arrojo un cáncer a seis centímetros de la entrada del colon, con este diagnostico sentí morir de aflicción lo mismo que toda mi familia, el Doctor  Turcios ordenó un nuevo examen en mas concluyente, una tomografía de 64 cortes, hasta ahora lo ultimo en exámenes de imágenes, el diagnostico resulto aterrador por lo que el medico me ordeno de inmediato una serle de radiaciones para disminuir el tumor y posteriormente operar dicho tumor sin ninguna garantía de quedar en optimas condiciones.

 

 En esos momentos de total destrozo emocional y físico, recurrí a todas mis amistades para hacerles saber mis atribulaciones buscando un apoyo tanto moral como espiritual, fue unánime la repuesta de todos nuestros amigos al recordarme la enorme fe que yo les inculcaba a ellos en nuestra Virgencita de Cuapa, me decían: "Doña Pina, confíe en la Virgen de Cuapa a que nosotros sabemos del gran amor que Usted profesa hacia ella y siempre Usted nos ha inculcado el amor hacia ella y la fe que debemos tener en la madre de Dios" y de manera unánime todos me prometieron hacer una cadena de oración pidiendo a la Virgencita de Cuapa por mi salud lo que agradezco con toda mi alma.

 

En los primeros días de febrero fui junto a mi familia y unas amistades muy queridas al santuario de Cuapa a  pedir la misericordia de mi Virgencita de Cuapa por mi salud, después de terminar la misa en el lugar de las apariciones yo deseaba que el Padre Oscar hiciera una oración de sanacion por mi salud y una amiga mía llamada Fabiola que es también amiga del Padre Oscar le propuso orar por mi a lo que accedió con gusto, me abrazó y orando me dijo " Hija, desde este momento declarate sana en el nombre de la Virgen de Cuapa y su hijo Jesucristo" yo sentí que un calor intenso recorrió todo mi cuerpo y comencé a sentirme mejor y casi de inmediato desapareció el dolor en mi colon.

 

Dos semanas después, fui a Chinandega a la clínica Rubén Darío buscando una nueva opinión, me atendió el Dr. Juan José Guadamuz, un especialista a en enfermedades del colon y uno de los pocos especialista en colonos copia y después de un exhaustivo examen de colonos copia y de muestras para un nuevo examen de biopsia, resulta para mi la confirmación de el milagro que la madre de Dios obro en esta humilde servidora del señor, “no hay cáncer y solo una leve inflamación que no requiere siquiera de una intervención quirúrgica"

 

Quisiera decirles que he tenido la dicha de ver muchas muestras de la grandeza de la Virgen de Cuapa desde los primeros días en que apareció al Presbítero Bernardo allá en Cuapa y a lo largo de nuestras vidas demos sido testigos de muchas manifestaciones y milagros a algunos amigos lo que me produce siempre una inmensa alegría y cada día estoy segura que Dios no defrauda a su madre y todo lo que pidamos en su nombre, el señor gustosamente consiente a su madre.

Para terminar este testimonio solo me resta decir "Gracias Madre mía por amarnos tanto y ten la seguridad que te amare hasta el ultimo día de mi vida"

 

Adolfina Veroy de Tijerino

 


In Memoriam de Monseñor Pablo Antonio Vega Mantilla 

(17-08-1917) - (13-11-2007)

 

El sábado 10 de Noviembre del 2007, visité a Mons. Vega en su lecho de enfermo en el Asilo Santa María, en Santa Tecla, El Salvador, para orar por él y llevarle la imagen de la Virgen de Cuapa.

 

A llegar le saludamos, oramos e iniciamos a conversar con él.  A pesar de padecer de Alzheimer,  poco a poco fue recordando y preguntando por Cuapa, la Diócesis y las Comunidades.

 

Le dije entonces... Monseñor, aquí le traigo una visita: la Virgencita de Cuapa, emocionado la vió y dijo:  "Que lindo...me viene a visitar la Señora".  Oramos y encomendamos su vida a quien reconoció en nombre de la Iglesia, las Apariciones y el Mensaje de la Virgen en 1980.

 

Al retirarnos nos bendijo y envió saludos a todas las Comunidades y Responsables de la Diócesis.  Tres horas después entró en coma y tres días después falleció.

 

La Virgen de Cuapa, quiso visitar y despedir, a su devoto e hijo Obispo, quien aceptó y creyó en sus Apariciones y su Mensaje.

 

Monseñor Pablo Antonio Vega descansa en el amor en el perdón y en la paz de su Señor.  Sabiendo que "Una Madre nunca se olvida de sus hijos".

 

Alabado sea Dios, Santísima Virgen vos sos mi Madre la Madre de todos nosotros los pecadores"

 

Padre Oscar Chavarría G.

 


Testimonio del Embajador de Japón

 

Managua, 4 de Diciembre de 1985

 

Excelentísimo y Reverendísimo

Monseñor Andrés Di Montezémolo

Nuncio Apostólico

Decano del Cuerpo Diplomático

Managua.

 

Reverendísimo Monseñor:

 

Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia Reverendísima en esta oportunidad para referirle lo que en mi opinión personal puede calificarse como un tipo de milagro, del cual fuimos testigos su servidor, y otros funcionarios de la Embajada de Japón.

 

"El 25 de Julio del año corriente, nos dirigimos a Cuapa, Chontales con el objeto de visitar la Ermita de esa ciudad.  Había llovido desde tempanas horas de la mañana.  Visitamos dos veces, por la mañana y por la tarde, la Ermita en el lugar donde apareció la VIRGEN MARÍA a Bernardo Martínez.  Por la tarde, regresamos al mismo sitio y observamos que continuaba lloviendo levemente.  Justo antes de las 3:00 de la tarde, la lluvia cesó de improvisto y las espesas y oscuras nubes que cubrían el sol se apartaron y el sol apareció de entre ellas.  Al mismo tiempo, empezó a soplar una agradable brisa".

 

Entre las nubes pude apreciar lo que me pareció la esbelta imagen de una figura humana.  Entonces, hacía las 3:20 de la tarde, el sol se tornó de un rojo intenso, como la sangre (era aún demasiado temprano para una puesta de sol).

 

Cada una de las personas del grupo: La Doctora Michiko Nonoyama, escritora japonesa y Profesora de una Universidad, en Japón, Guadalupe de Morales, mi Secretaría y Ramón Alvarez, mi chofer, que me acompañaban, observaron este fenómeno del sol que duró hasta las 3:25 de la tarde, momento en el cual, el astro solar fue cubierto nuevamente por espesa y oscuras nubes, que permanecieron así el resto de la tarde.

 

"Miestras oraba a la VIRGEN MARÍA en ese pacífico lugar, en la Ermita de Cuapa, la imagen de la VIRGEN MARÍA fue envuelta por una luz muy brillante y azul.  En ese momento recibí una inspiración, como si la propia VIRGEN MARÍA me dijera:  "Trabaja por la paz en Nicaragua".

 

Por lo tanto, aún siendo budista-sintoísta, no cristiano, decidí trabajar por la paz en Nicaragua, inspirado por esa llamada vocacional recibida en el bello lugar de Cuapa.

 

Deseo expresarle, Reverendísimo Monseñor, que esta llamada es lo que me anima a continuar reuniendo esfuerzos para llevar la paz a este atribulado pueblo.

 

Aprovecho esta oportunidad para reiterarle, Reverendísimo Monseñor, el testimonio de mi más alta y distinguida consideración y estima.

 

Atentamente,

 

RYO KAWADE

Embajador del Japón.

 


 

 

Testimonio de Sanación del Sr. Carlos Guevara

La Señora Mirna de Guevara narra la sanación que experimento su esposo, el Sr. Carlos Guevara, después que la Imagen Peregrina de La Virgen de Cuapa los visitó en su casa.   

El Sr. Carlos Guevara, padece de Parkinson desde hace 10 años, y en el mes de Agosto del 2007 sufrió un derrame fulminante.   Los médicos le comunicaron a Doña Mirna que su esposo moriría pronto, pero milagrosamente cuando llevan la Imagen de la Virgen de Cuapa  a la habitación del Señor Guevara, él empezó a rezarle y a cantarle a la Virgen con gran alegría.  Desde entonces el Señor Guevara ha experimentado un gran mejoría.    Ver video


La Virgen de Cuapa le ayuda con el pago de un prestamo.

Serví de fiador de mi cuñado y estuve a punto de perder la propiedad de mi esposo. Yo no sabia que mi cuñado se había atrasado con las cuotas y cuando me llego la notificación del juez que tenia que pagar al termino de 24 horas no tenia idea de cómo hacer para pagar,  Trate de hablar con la gerente de Findeza pero no hizo caso de mi petición de esperar a que buscara el dinero. 

Comencé a rezar el rosario y pedirle a la Virgencita por su ayuda.   Venia desconsolada a mi casa tocando puertas y que se me cerraban, sin tener la oportunidad de conseguir los $9,011.00 dólares.  Cual no fue mi sorpresa que a mi regreso una persona que llego de repente a mi casa interesada en querer comprar madera de yuca o cranker de yuca y me estaba esperando con el 75% de lo que costaba el crankrer de yuca. 

Llore porque mamita María ya estaba utilizando esta persona para que yo pagara el dinero para salvar mi propiedad. Ella todo lo puede hacer con fe.  Uno debe de aprender a poner sus problemas a Dios y el nos lo resuelve con la mayor prontitud.

Matrimonio García Martínez, Las Flores, Masaya.


La Gran Nación y la Pequeña Nación - (Tomado de www.larepublica.com.ni)

Testifica una antigua crónica llamada de Néstor (Povest Vremennykh Let) que en el año 944 existía en Kiev una iglesia cristiana dedicada al profeta Elías. En ese ambiente la Princesa Olga, libre y públicamente, se hizo bautizar hacia el 955, permaneciendo después siempre fiel a sus promesas bautismales. A ella, en el transcurso de una visita realizada a Constantinopla el año 957, el Patriarca Poliecto habría dirigido un saludo en cierto modo profético: "Bendita eres entre las mujeres rusas, porque has amado la luz y has arrojado las tinieblas. Por ello te bendecirán los hijos rusos hasta la última generación". Pero Olga no tuvo la alegría de ver cristiano a su hijo Svjatoslav. La herencia espiritual fue recogida por su nieto Vladimiro El Grande, quien aceptó la fe cristiana y promovió la conversión estable y definitiva del pueblo de la Rùs en el año 988.

El patrimonio de la conversión de la Rùs fue destacado por el Papa Juan Pablo II (el 25 de enero de 1988, fiesta de la Conversión del Apóstol San Pablo) en una Carta Apostólica escrita con ocasión del milenio del bautismo de la Rùs, cuando todavía la Cortina de Hierro no era evidente que sucumbiría.

Dos años antes de la carta papal sobre el bautismo de la Rùs, o sea en 1986, Bernardo recibió un mensaje de la Virgen que sería revelado siete años después, el 25 de abril de 1993. Fue así:

Los embajadores de Panamá en Nicaragua, Luis Varela y Marta Cardenal de Varela, organizaron una peregrinación de unas 25 personas a Cuapa. Bernardo había dicho que no iría, pero ante la insistente solicitud diplomática se vio forzado a aceptar.

La salida de Managua fue más tarde de lo previsto porque ese domingo 25 de abril de 1993 se estaba realizando en Rusia un referéndum, y por primera vez en la historia podían votar los ciudadanos rusos en el exterior: Uno de los romeros era Elena Astakhova, esposa del Embajador de Rusia, que había acudido a las urnas. Cuando Bernardo se enteró de que en el bus iría la Embajadora rusa, mudó el semblante. Cuando ya encaminados a Cuapa se propuso a Bernardo que guiara el rezo del Rosario, éste dijo que no, que iba a guardar silencio todo el camino, pero que tenía un secreto que revelar al llegar al pueblo.

Antes de ir al lugar de las apariciones, la peregrinación se detendría a visitar las capillas de Cuapa (la vieja y la nueva). Cuando llegaron al pueblo estaba por dar inicio una celebración eucarística en la capilla nueva. Al entrar, Bernardo le dijo al sacerdote que quería dar un mensaje al final de la eucaristía. Llegado el momento, Bernardo dijo que hacía siete años había tenido un sueño en el que la Virgen María le había dicho que se iban "a encontrar en Cuapa la pequeña nación y la gran nación", y que Ella quería que se dieran un abrazo de perdón. Entonces Bernardo invitó a la Embajadora rusa a pasar frente al altar, donde ambos simbólicamente se dieron un abrazo de reconciliación.

Después de la misa, la Embajadora rusa le contó a Bernardo que ella era creyente, pero "educada en catacumbas", pues -como en el caso de Bernardo- la fe le había sido pasada por su abuela. Intrigada y conmovida le preguntó a Bernardo cuánto tiempo hacía que había recibido ese mensaje. El repitió que hacía siete años. A lo que ella repuso que en ese entonces su marido, Evgeni Astakhov, se desempeñaba en la Embajada soviética en Portugal, donde tenían como misión la de "investigar cómo minaba al comunismo la aparición de Fátima y reportar cómo funcionaba la Iglesia".

Siete años después, ella atestiguaba en "la pequeña nación" los designios misteriosos del Cielo.
 

Leer las intenciones y peticiones de oración de nuestros visitantes

Si Usted tiene un testimonio que quisiera compartir, favor escribanos


Derechos Reservados www.cuapa.com © 2008

La reproducción total o parcial, de los contenidos de esta web sin previa

autorización está terminantemente prohibida.

Mejor resolución de pantalla: 1024 x 768 pixels